GRUPO 4. LA DANZA EN EL RENACIMIENTO

¿Cómo va todo?…

Bueno pues nosotros aquí dispuestos a echar una mano a Pepe, nuestro profe de música, y, de paso, aprender algo más sobre el Renacimiento. Nos toca la danza.

1. INTRODUCCIÓN.

Afines del siglo XII se produce una revitalización económica en toda Europa. Surgen nuevas ciudades y renacen las antiguas.
Aparece una nueva clase social, la burguesía, cuyo racionalismo económico se anticipa a la evolución capitalista de Occidente y que en Italia alcanza su madurez en el siglo XV. Se impone una nueva concepción del mundo de cariz naturalista y científico, la cual compren de el interés por la individualidad, la in vestigación de las leyes naturales, la fidelidad a la naturaleza en el arte, etc. La rígida ortodoxia de la Iglesia empieza a perder su absoluta autoridad, al tiempo que nace un interés intelectual por la antigüedad clásica.
El público del arte del Renacimiento está compuesto por la burguesía ciudadana y la sociedad de las cortes principescas. Ambas se influenciarán recíprocamente.
A fnales del siglo XIV, las primitivas democracias italianas se han ido transformando en autocracias militares bajo la autoridad dictatorial de los “podestás”, que eran los miembros de las dinastías locales, como los Este en Ferrara, los Visconti en Milán o los Médici en Florencia. En esta última ciudad, la estabilidad, impuesta, impulsa un gran flore cimiento económico y, como antaño en Atenas, la burguesía quiere exhibir su poder y riqueza. Lorenzo de Médici fue un hábil estadista, pero al mismo tiempo poeta, filósofo y coleccionista, guía y mecenas de los nuevos artistas y filósofos.
En las cortes de estos príncipes se desarrolló una sociedad de salón esencialmente intelectual, precedente de los salones literarios de los siglos XVII y XVIII.
Representaciones de danza en el arte del Renacimiento italiano
El cariz científico que predominó en los estudios renacentistas produjo un reencuentro con la representación plástica del movimiento del cuerpo humano, perdido desde la Antigüedad.

2. RELACIÓN DE DANZAS RENACENTISTAS.

La danza en el Quattrocento requerirá no sólo el conocimiento de su ritmo sino también el de sus pasos, es decir, se habrá convertido en una danza culta. En las pequeñas cortes Visconti, Sforza, Médici y también en las cortes papales se organizan festines, banquetes, giras campestres, mascaradas, cabalgatas, bailes y conciertos.

Para el estudioso actual, acostumbrado a otro sistema de cosas, es difícil comprender el sentimiento primordial del Renacimiento: la unidad. Todo es uno, el árte necesita de la matemática para crear la ilusión que supone la perspectiva, con la que se llega a la consecución de la belleza, es decir, de la verdad, porque lo bello es lo verdadero y la belleza física sinónimo de la espiritual. Un hombre como Alberti era arquitecto, pintor, escultor, poeta, músico… En este contexto no debe extrañarnos, pues, que las lecciones de danza se compusiera de: equilibrio, física, geometría, moral, civismo y honestidad. La enseñanza de los nobles utilizaba de la equitación, la esgrima y la danza para desarrollar las cualidades entonces consideradas más sobresalientes: la fuerza, la gracia y la destreza.

Será en este ambiente donde aparecerá por primera vez el profesionalismo, con los danzarines de oficio y los maestros de danza era considerable, llegando incluso a ser embajador de su señor en otras cortes.

El gran maestro del Quattrocento es Domenico de Piacenza. De él se conserva el manuscrito del primer tratado de danza. ” Arte de danzar y de dirigir las danzas”. También deberíamos recordar a dos de sus alumnos, Guglielmo Ebreo y Antonio Comazzano. En gran medida, estos maestros son los primeros en mejorar y codificar la técnica de la danza.

En los festines, que eran inacabables, aparecieron los intermezzi ( entremets, entremeses), en los que la música y la danza jugaban un importante papel. En el siglo XV los intermezzi adquieren una gran fastuosidad y una de las danzas más corrientes era la llamada “danza de la espadas”, conocida también con el nombre de “moresca”. Junto a ella, estaba la denominada “brando”, donde se intercalaban acciones de pantomima. En Francia se la llamaba “branles” (branles des cheveux, branles des levandieres), y en España simplemente “bran”.

– Danzas de parejas sueltas

Pavana. Danza de ritmo binario y pausado. Se le atribuye origen español, aunque también podría ser de Padua (padoane ).

Passemezzo, o paso medio. Antecesor de la pavana.

Gallarda. Puede ser originaria de Lombardía (s. XV). En el XVI es muy importante en Francia. Comprendía sal tos y cabriola” y era una danza de eleva ción. La pavana y la gallarda son las dos danzas más bailadas en esta época. Mas adelante, se unieron, reemplazando la baja danza y el saltarello.

Turdión. Danza teraria de movimiento vivo. Variedad de la gallarda. Durante el Renacimiento pierde importancia.

Corranda o courante. Danza corrida. En un principio era de ritmo binario y movimiento rápido; más tarde, se convirtió en ternario, de forma más lenta.

Zarabanda. Danza lenta de posible origen oriental. Fue prohibida durante el reinado de Felipe II por su carácter lascivo.

Chacona. Danza animada de probable origen americano, unida frecuente mente a la zarabanda.

Otras danzas menos conocidas son la :piva, la gavota, las folias, etc.

– Danzas de parejas unidas

Volta. Danza en la que el caballero se enlaza con su compañero y gira sobre sí mismo haciéndole saltar. Los moralistas de la época la condenaron por licenciosa. Fueron muy comentadas las voltas de Isabel de Inglaterra y el conde de Leicerter.

3. EL “BALLET DE COUR”

Alo largo del Renacimiento, italianos y franceses mantienen numerosos intercambios culturales. Las danzas italianas, una vez llegan a la corte de los Valois, adquieren paulatinamente nuevas características, formándose lo que se ha dado en llamar “Baller de Cour”. Los precedentes de esta nueva forma se dan ya en 1548, cuando Enrique II hace su entrada en París y se organizan uno festejos donde los participantes intercalaban una pequeña acción dramática junto a la danza. En 1564, Con ocasión de una visita de Carlos IX a BarleDuc, encontramos el primer “ballet de cour” Con todos sus elementos característicos: danza, música, poesía, decorados Con máquinas y acción dramática.

Pero quizá el “baller de cour” más nombrado y conocido sea el llamado “Ballet comique de la reine” (1581), organizado por la reina Catalina de Médicis para celebrar la boda de Marguerite de Lorraine Vaudemont y el duque Joyeuse.

Los elementos más importantes del “ballet de cour” Son:

  1. Las evoluciones geométricas de los bailarines sobre el suelo, pues la Coreografía estaba concebida para ser vista desde arriba.
  2. Los entrées o aires, reservados a temas especfficos o tradicionales: en trées de furias, diablos, combatientes que recurrían, frecuentemente, a la música ya la acrobacia.
  3. En un principio estos ballets fueron ejecutados por cortesanos del más alto exceptuando los pasos más rápidos que se recurría a los bailarines de oficio.

El “ballet de cour” llega a su apogeo durante el reinado de Luis XIII. Es imitado en todas las cortes europeas, pero donde la influencia resulta más fuerte y duradera fue en la corte de Turín, cuando reinaba la duquesa de Saboya, hermana de Luis XIII. También hay que señalar que este tipo de ballet salió del ambiente cortesano para ser ejecutado en las casas particulares de grandes burgueses, con motivo de bodas o fiestas. Asimismo, es curioso resaltar que los jesuitas copian estos ballets y los hacen bailar en sus colegios, siendo los únicos que los practicarán en el siglo XVII.

La llegada al poder de Luis XIV significa la apertura de nuevos caminos para la danza. En 1661 se crea la “Academia Royale de la Danse”, que implica la reglamentación de la técnica. Es el principio del clasicismo de la danza.

4. DANZAS PLURALES.

Moresca, ya mencionada. Podía ser bailada por una sola persona, por parejas o por grupos más o menos numerosos, generalmente enmascarados. Era de ritmo binario y se zapateaba con los pies, saltando en el octavo movimiento sobre los talones.

PARA CLARIFICARNOS: Esta presentación está elaborada por la compañera Paola Oliva nos servirá para ver las danzas dentro de toda la música renacentista. Gracias!!!

http://paolaoliva.wix.com/mc-musica-renacimiento

Y ahora ¡¡¡ A BAILARRRRRRR !!!

PAVANA Y GALLARDA:

PASSEMEZZO:

TOURDION:

SALTARELLO:

“BALLET DE COUR”

MORESCA:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Trabajo Final. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a GRUPO 4. LA DANZA EN EL RENACIMIENTO

  1. Yolanda dijo:

    Hola a todos. Soy Yolanda y, como sabéis estoy en el grupo 3, La música instrumental en el Renacimiento. Una vez revisado el trabajo de todos, ¡¡¡ Felicidades !!!. Menudo grupo tengo… y hablo por todos. Buen trabajo!!!. Compis, estaría bien, como dice Pepe, para estos trabajos de música y para los de cualquier temática, que tuviéramos más enlaces a otros blogger o WordPress dedicados a esta temática. Por otro lado, sería muy interesante contar con partituras y audios, como habéis dicho. La danza es genial. Qué cantidad de movimientos. Para ser el siglo XVI es genial la capacidad expresiva y creativa de esta gente. Sería muy interesante pensar y hacer un nuevo trabajito sobre la relación de la danza del Renacimiento y la actual. Pero no nos envíes esto ahora, ¿vale?. Mis compis me van a matar… jejejeje…

    • José Moreno Ruiz dijo:

      Gracias por tu comentario y tus consejos. Me ha encantado cuando intentas hacer una relación entre la danza del Renacimiento y la actual. La hay. Muy interesante. Por ahora no enviaré ese trabajo… tranquila/os. Un abrazo.

  2. Isa dijo:

    Ey!!!!… que soy yo…. Isa … jajajajaja del grupo 3. Venga. Decís en vuestro: La llegada al poder de Luis XIV significa la apertura de nuevos caminos para la danza. En 1661 se crea la “Academia Royale de la Danse”, que implica la reglamentación de la técnica. Es el principio del clasicismo de la danza.”
    OK… para los que nos gusta bailar es un dato muy llamativo que fuera en la época de Luís XIV cuando la técnica empezó a tener importancia y a evolucionar… Cuántas cosas podríamos decir hoy de cómo el baile y el ballet se han convertido en perfectas escuelas de profesionales y formas de expresión… Graciassssss….

    • José Moreno Ruiz dijo:

      Bueno Isabel. Genial lo que dices. Está muy bien que hayas leído el artículo y hayas hecho referencia a él. Gracias por todo. Buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s